Las arrugas dinámicas son causadas por la hipercontracción de músculos faciales cada vez que se gesticula (risa, enojo o asombro). Hoy gracias al uso del Bótox, las arrugas dinámicas se reducen o eliminan.

Este es un tratamiento mínimamente invasivo, rápido e indoloro, que no requiere tiempo de recuperación.

¿Es seguro?

Las inyecciones de Bótox han sido utilizadas en forma segura y eficaz por neurólogos y oftalmólogos durante más de 10 años. El Botox ha sido aprobado por la Food and Drug Administration (F.D.A.) desde 1989, y es reconocido internacionalmente por la American Academy of Opthalmology y el National Institute of Health.

¿Cómo es el tratamiento?

Es un procedimiento simple y seguro. Se utiliza una dosis muy pequeña que es inyectada en varios puntos de la zona a tratar con una aguja sumamente fina. Con el auxilio de una crema anestésica, el tratamiento es prácticamente indoloro.

De todas formas si tienes dudas, nunca dejes de consultarme

La aplicación de Botox es el procedimiento estético más difundido en todo el mundo y millones de personas ya han probado sus resultados.

¿Qué es Botox?

El Bótox es una toxina botulínica que bloquea el impulso nervioso que llega hasta los pequeños músculos faciales relacionados con los músculos de expresión. Cuando es aplicado en la zona afectada, el Bótox produce una relajación localizada y temporaria del músculo. Luego del tratamiento, la piel superpuesta a ese músculo, permanece suave, sin arrugas y con un nuevo brillo.

¿Dónde se aplica?

Los avances y alcances de su uso son cada vez más amplios en el campo de la medicina. En estética las principales indicaciones de Bótox son las arrugas frontales, las del entrecejo y las patas de gallo. Actualmente también se utiliza Bótox para levantar las comisuras labiales, para las arrugas del cuello y para el tratamiento de la hiperhidrosis (sudoración excesiva de axilas, manos etc.).

Técnicamente, su aplicación puede realizarse en cualquier músculo, y de eso dependen sus beneficios.

Deja un comentario