Cuidar la dieta antes de Navidad. En estas fiestas se consumen en la cena hasta cinco veces más calorías que en una cena normal, lo que se traduce en un aumento de peso de un kilo o kilo y medio más, pasada la Navidad, aunque hay que tener en cuenta ciertos aspectos, para evitarlo.

En las clínicas Dra. Azanza siempre recomiendo antes de los grandes eventos, no realizar ninguna clase de ayuno, porque lo consiguiente es darse un atracón y esto supone un trabajo excesivo para el organismo, lo que sí es aceptable es realizar unas comidas más livianas, como ensaladas, verduras o frutas, pero siempre realizar al menos las dos comidas principales antes de la cena y no saltarse ninguna de ellas, siendo lo ideal hacer las cuatro comidas anteriores a la cena (desayuno, almuerzo, comida y merienda).

Servirse en la cena pequeñas porciones y si se desea repetir, que sean frutas o verduras, son más digestivas y no suponen kilos de más como el resto de alimentos.

Empezar la cena con una ensalada verde abundante, aportará saciedad y se sentirán menos deseos de atracarse del resto de alimentos, además es recomendable entre plato y plato beber agua, que ayudará a calmar la ansiedad. Es recomendable comer despacio y saborear los alimentos.

A la hora de comprar, elegir lo justo y no almacenar alimentos, para evitar tentaciones y lo más importante, no darte el atracón, que se traducirá en kilos de más y perjuicios para el organismo. No abandonar la actividad física durante las fiestas, ya que ayudará a preservar la línea y quemar calorías.

Deja un comentario