NoticiasNutriciónSalud

Un inadecuado equilibrio bacteriano en el intestino puede favorecer la acumulación de grasas y la inflamación del tejido adiposo. Por el contrario, el adecuado equilibrio de ciertas bacterias (bifidobacterias) reduce la inflamación del tejido adiposo.

Así lo afirmó el profesor Manuel Serrano Ríos, Académico de la Real Academia Nacional de Medicina (RANM) y presidente del Instituto Danone, en la sesión que cerraba el ciclo de conferencias sobre nutrición organizadas por este Instituto en la RANM. El profesor afirmó que las bacterias del intestino tienen una función metabólica, muy conocida en el caso de los rumiantes -que no conseguirían transformar la fibra vegetal en proteína cárnica sin ellas- pero que también se ha demostrado que ayudan al organismo humano a ahorrar energía, permitiendo un mayor aprovechamiento de los nutrientes.

En la misma sesión, el Dr. Francisco Guarner, de la Unidad de Investigación de Aparato Digestivo del Hospital Vall d’Hebron de Barcelona y Miembro del Consejo Científico del Instituto Danone,

Diversos estudios han analizado la microbiota humana concluyendo que existe una relación entre obesidad y una diversidad bacteriana reducida en el organismo, por lo que abre una futura vía de control y seguimiento de pacientes obesos en el futuro. Los mecanismos mediante los que se actuaría sería mediante la administración de prebióticos y probióticos.

De hecho, la investigación sobre probióticos es una rama de la medicina que ha vivido un gran aumento de publicaciones en los últimos años y en la que se ponen grandes esperanzas no solo por sus propiedades beneficiosas ante ciertas patologías del aparato digestivo, sino también de las vías respiratorias, del sistema inmunitario, de infecciones vaginales, ciertas dermatitis, o del cáncer de colon. Fuente Jano.es 14/12/2010

Deja un comentario