NoticiasNutriciónSalud

El magnesio es necesario para muchas reacciones bioquímicas de nuestro cuerpo. Es, además, un componente esencial del tejido animal y vegetal ya que está presente en todas las células.Ayuda a mantener el funcionamiento de músculos y nervios, es muy importante para tener nuestro sistema inmunitario sano, mantiene constantes los latidos del corazón y ayuda a que los huesos permanezcan fuertes. También ayuda a regular los niveles de glucosa en sangre y en la producción de energía y proteína. Hay investigaciones en curso sobre el papel del magnesio en la prevención y manejo de trastornos como hipertensión arterial, cardiopatías y diabetes.

Carencia de magnesio : 

Este mineral es esencial para el buen rendimiento de los niños en la escuela, de los estudiantes en general y de las demás personas en el ámbito laboral y cotidiano.

Al parecer la carencia de magnesio afecta principalmente a las personas que sólo consumen alimentos procesados, es decir, a quienes no ingieren habitualmente frutas, hortalizas u otros alimentos crudos o que, en general, mantienen una alimentación pobre.

Asimismo, las embarazadas y las personas que realizan grandes esfuerzos físicos, ya sea por razones deportivas o laborales, también se encuentran expuestas a sufrir carencias de este mineral.

* Su ausencia se refleja por la aparición de variados síntomas: hipertensión, alteraciones gastrointestinales, trastornos menstruales, debilidad muscular (acompañada de calambres, espasmos, tirones, temblores, entorpecimiento y hormigueo), fatiga, somnolencia, depresión, astenia, pérdida de apetito, náuseas, deterioro de la capacidad intelectual , estreñimiento y mayor probabilidad de formar depósitos de calcio en riñones, vasos sanguíneos y corazón. También aumenta el riesgo de padecer accidentes cardiovasculares.

Las necesidades medias diarias de magnesio son de aproximadamente 0’0067 gramos por kilogramo de peso corporal. Esta cantidad debe ser el aporte mínimo.

Fuentes de magnesio en los alimentos :

  • Frutas (destacando el albaricoque)
  • Frutos secos (nueces, almendras, avellanas,pistachos…)
  • Verduras (espinacas, remolacha, perejil…)
  • Productos de sojaa (como harina de soja y tofu)
  • Granos enteros (como arroz integral y mijo)
  • Agua mineral, que en muchas ocasiones es portador de magnesio.

Deja un comentario