Te miras al espejo y ¿qué ves? una piel apagada y sin brillo

No te gusta su color, ni su textura. A lo mejor incluso tienes manchas. Por eso siempre la cubres con maquillaje como avergonzándote de ella.

Puede que siempre la hayas tenido así o puede que no estés pasando un buen momento, quizás demasiado estrés, poco descanso y poca luz. Tenemos que hablar de tu tipo de alimentación y también de tu salud intestinal.

Para conseguir una piel radiante hay que actuar en las causas y por varios frentes

Te puedo ayudar con muchos tratamientos que solos o combinados pueden dar un gran cambio al aspecto de tu piel.

Lo mejor es que me la enseñes sin complejos ni maquillaje porque juntas vamos a valorar cómo mejorarla porque tu piel es tu piel.

Para ello no tienes mas que solicitar una cita de valoración gratuita y sin compromiso

  • Nanopore o sistema de micropunción eléctrica, es una técnica que gusta mucho a mis pacientes porque no es nada molesta, todo lo contrario, se relajan cuando se la hago y su objetivo es el rejuvenecimiento de la piel, mejorando su textura, su firmeza e hidratación.  Después de la sesión, la piel de tu cara está más o menos rojita, como de haber tomado el sol. Consiste en una pistolita con un motor que mueve una microagujitas que no llegan a la dermis, solo a epidermis, y por tanto no duelen, pero esta profundidad es suficiente para estimular las capas mas profundas de la piel donde se producen las fibras de colágeno. Te recomiendo una sesión al mes o si lo prefieres cada 2 o 3 meses, pero con regularidad para que notes sus efectos.
  • Mesoterapia de vitaminas y hialurónico. Después de poner crema anestésica y enfriar la piel, te dejo unos pequeños depósitos del producto debajo de la piel. La multipunción es eficaz ya de por sí porque estimula a los fibroblastos, lo mismo que ocurre con el tratamiento con Nanopore, pero aquí además dejamos depósitos de vitaminas y hialurónico. Se pueden hacer estos dos tratamientos a la vez como un tratamiento mixto.
  • Peelings químicos médicos. Seguro que ya los conoces, son un clásico de la medicina estética. Si quieres conseguir un pelado, te pongo más capas de producto y si prefieres no hacerlo, te aplico menos capas o bien un peeling de nanosomas que penetran más profundamente sin pelar la epidermis, e incluso te lo aplico con el nanopore. El peeling mejora la flacidez de la piel porque renueva las capas superficiales y su textura.
  • Carboxiterapia. Con unos mínimos pinchacitos muy superficiales te introduzco un poco de gas CO2 debajo de la piel y lo que hace es intercambiarse con el O2 de la sangre y oxigenar tu piel, es decir, favorecer el metabolismo de las células y su desintoxicación. Te recomiendo una sesión cada semana hasta completar por lo menos 12 sesiones o bien ir alternado con otro de los tratamientos que te he mencionado haciendo un tratamiento mixto que eso funciona superbien.
  • Jugos verdes de vegetales crudos a diario o suplementación para aportar desde dentro ese chutazo de vitaminas y minerales que la piel tanto agradece.
  • Revisar tu salud intestinal mediante una historia médica que nos garantice la buena absorción de los nutrientes de los alimentos que comes