DUDAS SOBRE LOS TEST DE INTOLERANCIAS ALIMENTARIAS

Lo que deberías saber antes de hacer un test de intolerancias alimentarias

Muchas personas actualmente están interesadas en realizar un test de intolerancias alimentarias porque no se encuentran bien y sospechan que algún alimento les puede estar sentando mal.

Casi todos sufren de hinchazón abdominal, de muchos gases, de estreñimiento o alternan diarrea-estreñimiento. Además algunos también padecen de malas digestiones, de cólicos o de ardores. Numerosos casos también presentan sintomatología extradigestiva  como dolores de cabeza, dolores musculares, articulares, problemas en la piel, picores, rinitis, asma, cansancio, nerviosismo o ansiedad y bajo estado anímico.

Intuyen que sus problemas son de tipo alimentario pero no terminan de identificar qué alimento les sienta mal y es entonces cuando se plantean hacer un test de intolerancias alimentarias, pero al indagar sobre el tema, se encuentran con que existen muchos y muy diferentes test, y surgen las dudas:

 

La Dra. Ana Azanza de la Unidad de hidroterapia de colon e higiene digestiva nos las intenta aclarar:

¿Merece la pena hacerse un test de intolerancias alimentarias?

Un test de intolerancias alimentarias sólo resulta útil con la valoración médica, es decir, tras un interrogatorio exhaustivo (antecedentes personales, sintomatología, estilo de vida y alimentación), una exploración del paciente y otras pruebas, lo que lleva finalmente al médico enfocado en estas dolencias, a descubrir el origen del problema.

Y sólo en este contexto, el test de intolerancias resulta útil porque viene a confirmar las sospechas y ayuda a implantar un tratamiento dietético.

¿Los test de intolerancias alimentarias son fiables?

Los test de intolerancias son fiables según qué profesional los realice e interprete, y sólo tras una valoración general y exhaustiva. Hay que saber interpretarlos en su justa medida y son simplemente un medio, no un fin.

¿Qué test es el más fiable?

El organismo tiene muchas formas de avisar o mostrar cuándo un alimento le está perjudicando y por esto hay diversas técnicas. Se pueden testar:

  • las variaciones en los latidos cardiacas mediante la toma del pulso
  • las alteraciones de la glucemia medidas con un glucómetro
  • las alteraciones de la fuerza muscular mediante un test muscular o de kinesiología
  • la creación de anticuerpos cuantificados con un análisis de sangre
  • la alteración de las ondas u oscilaciones electromagnéticas detectadas con un buen aparato de biorresonancia…

Como digo, lo importante no es el método en sí, sino la profesionalidad y la experiencia de quién lo desarrolla y de cómo interpreta los resultados.

¿Cuántos alimentos debería incluir un test?

Los habituales. No hace falta testar alimentos que habitualmente no se consumen. Mediante biorresonancia también se pueden testar alimentos que aporte el paciente de su casa. También frente a cándidas y diversas bacterias, virus y parásitos.

¿Qué alimentos dan positivo con más frecuencia?

Las proteínas lácteas (no la lactosa) y el gluten, especialmente el trigo. Y el arroz y maíz en personas de otros países donde se consumen mucho.

¿Cuánto tiempo hay que estar sin probar los alimentos que han salido positivos?

Depende del grado de intolerancia o sensibilización y de si se emplean técnicas que sirven para desensibilizar frente a los alimentos alérgenos, por ejemplo mediante tratamiento de biorresonancia.

Las intolerancias ¿son en realidad una causa o una consecuencia?

En mi opinión son una consecuencia. Normalmente el origen se encuentra en un desequilibrio de la microbiota intestinal con una inflamación crónica de la mucosa y una o varias sobreinfecciones o sobrecrecimientos de bacterias u hongos oportunistas que causan daño.

¿Las intolerancias se tienen desde el nacimiento o se desarrollan después?

Hay intolerancias desde los primeros días de vida y lactancia y otras se desarrollan a lo largo de la vida. Eso se determina por la aparición de síntomas.

¿Por qué actualmente hay tanta gente con intolerancias?

Por 2 motivos:

  1. Por la pobreza de nuestra flora intestinal debido al abuso de antibióticos y otros tratamientos, al consumo de muchos alimentos procesados con aditivos y azúcares, verduras y animales tratados con pesticidas, hormonas y antibióticos, el estrés de nuestras vidas, el sedentarismo, el exceso de utilización de químicos y plásticos, el exceso de limpieza y desinfección de nuestro entorno, etc, etc….
  2. Por un consumo exagerado de ciertos alimentos, que a su vez se han vuelto irritantes porque han sufrido muchas transformaciones por la ingeniería industrial.

Todo ello conduce a una mucosa intestinal irritada e inflamada, que se vuelve mucho más permeable a microorganismos y a los alimentos más consumidos y habituales en la dieta, lo que nos sensibiliza y provoca intolerancias con todas sus consecuencias en nuestro sistema inmunitario.

¿Cuánto puede costar un test de intolerancias?

Hay muchos precios en el mercado, desde 180€ hasta 350€ de media, aunque normalmente hoy en día suelen rondar más los 200-250€. Por ejemplo en la Unidad de hidroterapia de colon e higiene digestiva cuesta 150 euros e incluye la consulta médica, el diagnóstico y el tratamiento, y si además se hace una 1ª hidroterapia de colon 220 euros.

Si quieres más información, contáctanos ahora.

condiciones legales

Deja un comentario